La expresión de uno mismo, a través de medios materiales, nos cuentan de la necesidad del individuo de comunicar de forma permanente nuestra manera de sentir.